viernes, 5 de febrero de 2010

CRITICA hacia Damien Hirst

Hagamos un inciso para "poner verde" a este cretino que se piensa que lo que hace puede llamarse arte... ................................................................................................................................. Damien Hirst regresa a Nueva York con animales en formol: Damien Hirst vuelve a exhibir animales muertos sumergidos en formol tras el fracaso cosechado en Londres con su última exposición a base de pinturas al óleo. La crítica británica calificó sus cuadros de “endebles”, “monocordes” y “espantosos”, así que el artista ha decidido reforzar el interés de su nueva exposición en Nueva York con más cadáveres embalsamados. La Galería Gagosian de Manhattan ha titulado el acontecimiento como ‘El fin de una era’, aunque obviamente no se refiere a un cambio sustancial en la trayectoria de Hirst, sino al título de una de las piezas que se exhiben. Se trata de la cabeza de un toro cuyos cuernos recubiertos de oro sostienen el disco solar, elaborado igualmente con oro macizo, el metal con que se construyó también la vitrina que contiene el cadáver. ¿DE VERDAD CREEIS QUE ESTO PUEDE LLAMARSE ARTE? -Oveja dividida a la mitad- -El fin de una era- Podré tolerar que a alguien le parezca lo más original y maravilloso del mundo, pero NUNCA podré compartir este gusto por los animales diseccionados y expuestos en vitrinas con formol. Va en contra de mis principios. Y YO COMO PROYECTO DE HISTORIADORA DEL ARTE, TE DIGO DAMIEN HIRST, QUE LO QUE HACES NO PUEDE LLAMARSE ARTE (aunque hoy en dia valga todo...) (¬_¬)

4 commenti:

Lindamiga dijo...

Regreso a tu blog después de haber hecho un viaje fascinante en el cual me acordé de ti, porque vi todas las maravillas de Egipto...cuánto me hubiera gustado tenerte cerca para que me explicaras, hija, pero lo disfruté muchísimo.

Eso sí que es Arte con mayúsculas, sin ser yo una clasicista, y no lo de este hombre. Estoy completamente de acuerdo contigo, y si bien es cierto que el impacto es un componente fundamental de la obra artística, no creo sin embargo que sea lo único que lo sustente. Debe haber algo que diferencie arte de espectáculo, y creo que ese algo es la trascendencia. Sin trascendencia no hay arte, solo espectáculo, y en ocasiones, espectáculo lamentable.

Me llamarán ignorante algunos, o cateta, o qué se yo. Pero ver ovejas diseccionadas sólo me provoca repugnancia. Lo mismo que visitar un estercolero, y no diría que he estado en un museo efímero.

Un besito, reina, te sigo.

Sarinsky dijo...

Carai!! esto si que es un comentario jajaj

Me alegra un montón que hayas disfrutado de tu viaje, y que te hayas acordado de mi (^_^) el dia que vaya a Egipto una parte de mi se quedará alli.

Mejor no remover el tema del individo este porque se me hincha la vena del cuello!!

P.D: yo encantada de leerte, como siempre!! besitos

Brasas dijo...

Hola, recientemente asistí a un concierto de Miguel Poveda y me gustó mucho; lo más impresionante fue poder notar tan claramente que aquel cantante subido al escenario era un ARTISTA. Por otra parte famosos como Hirst hay muchos, y a veces uno se cuestiona si son verdaderos artistas o no; yo pienso que en la propia duda ya va la respuesta, porque en los otros casos la certeza es inmediata y clara.

Anónimo dijo...

vale que no te guste lo que hace este señor pero me parece muy fuera de lugar entrar en descalificaciones personales,lo de cretino sobra.