lunes, 25 de agosto de 2008

Visita a Santiago de Peñalba

Tras una muy buena comida rodeada de la mejor compañía (la familia), tuvieron la magnífica idea de "acercarse" hasta el pequeño pueblo situado en la cima de una de las montañas que por alli se encontraban. El camino no fue precisamente lo que más me gustó, porque a mi esas mini-carreteras no me ofrecen nada de confianza, y más teniendo un despeñadero al lado... Pero bueno, cuando vi que se acababa el trayecto y que por fin estábamos llegando al destino, pensé para mis adentros que todo había merecido la pena: unas vistas preciosas desde lo más alto de la montaña, las hermosas casas del pequeño pueblo de Santiago de Peñalba, y fundalmentalmente la Iglesia. (que fue básicamente el motivo de la visita) Por aqui os dejo una presentación de las fotos realizadas en mi viaje a Santiago de Peñalba:
P.D: no creo que vuelva a subir ahi arriba....

3 commenti:

Antonio Martínez dijo...

Estas feita toda unha guía histórico-artística. Parabéns. Non me digas que non é fermoso o Val do Silenzo?. E é que o Bierzo é espectacular.

Ana dijo...

Buena entrada. Santiago de Peñalba se lo merece. Hay lugares que tienen el encanto de la sencillez, y Peñalba es uno de ellos. A mi me sedujo y fui en dos ocasiones por esa tortuosa carretera para reencontrarme con la preciosa fachada lateral de la iglesia de Santiago y descansar sobre la hierba de ese valle, escuchando su silencio.

saaritaa dijo...

La verdad es que el sitio es precioso, pero para llegar hasta alli arriba...puff!! (ya te digo, no se si repetiré)

Gracias por los commenti!